Edgar Rocca: El Peor Hombre del Mundo es mi vida en los últimos 10 años, con ficciones, mejorando o empeorando las historias

Por Luisana La Cruz / @luisacarola *

El Peor Hombre del Mundo es el debut como director de Edgar Rocca, profesor universitario en las cátedras electivas de Cine Venezolano y Crítica Cinematográfica en la Universidad Católica Andrés Bello, miembro del Círculo de Críticos Cinematográfica de Caracas y también autor de las piezas de teatro Los Tiempos Muertos (2013) y En La Palma de tu Mano (2016), esta última junto a Román Chalbaud.

El Peor Hombre del Mundo, largometraje sobre la crisis personal, el amor y el desamor, narra la historia de Juan Andrés, el típico mujeriego despreocupado, que se desvive por las mujeres y ha tenido numerosas relaciones pasajeras hasta que una pérdida familiar lo llevará a replantear su vida en plena crisis de los 30 años. Comandando el equipo del film está Edgar Rocca, quien nació en Caracas el 31 de enero de 1987. Estudió, primeramente Bibliotecología en la Universidad Central de Venezuela. Luego, se enamoró del arte de hacer cine y estudió en la Escuela de Cine y Televisión.  “Decidí que me dedicaría a esto el resto de mis días, fue una decisión casi amorosa y totalmente madura, quizá la primera decisión madura”, nos cuenta entre risas.

Generar un buen guión, lidiar con aspectos de índole financiera, encontrar la estética adecuada y reunir al equipo de trabajo correcto, son algunos de los desafíos con los que se enfrentan los directores que deciden emprender el camino hacia la realización de su primera película. El Peor Hombre del Mundo pasó por todas estas etapas y también las superó, “el público le gustó nuestra propuesta para mi sorpresa”, nos cuenta con mucho orgullo.

Sobre esta película conversaremos en esta entrevista, en el marco de la tercera edición de Cinema Venezuela.

¿Cómo llegó al mundo del cine?

  • Buscando vocación en 2010. Estaba por terminar mi primera carrera (Bibliotecología en la Universidad Central de Venezuela, soy investigador de profesión), me topé con que Benicio del Toro había venido a Venezuela y había estado en la Escuela de Cine y Televisión, eso me sorprendió y empecé a investigar sobre el pénsum y la duración de la carrera allí. Entonces, viaje a Nueva York a terminar mi tesis de la UCV y allí de casualidad, paseando por Chinatown, vi un rodaje, quedé enamorado del ambiente de un rodaje y decidí que me dedicaría a esto el resto de mis días. Fue una decisión casi amorosa y totalmente madura. Quizá la primera decisión madura (risas).

¿Cuáles fueron sus primeras influencias?

  • Por las clases en la escuela, yo diría que François Truffaut y Jean-Luc Godard, de hecho abro la película mencionándolos. Me enamoré de la Nueva Ola francesa, de su desenfado y sus talentos. Pero, uno tiene muchas influencias: Spielberg, Scorsese, Woody Allen y de venezolanos como Román Chalbaud, con quien trabajé por casi tres años y que me enseñó como el abuelo que nunca tuve, sobre la disciplina, sobre literatura, sobre cine, me prestaba libros y películas semanalmente. Le quiero y respeto profundamente.

¿Qué te inspira a la hora de escribir un guión?

  • Siempre mis gustos, mis vivencias, ficcionar las cosas. Mejorar o empeorar situaciones y cosas que le pasan a uno en la vida diaria, hablar de lo que amo o detesto y drenar por ahí.

Su ópera prima, háblanos de El Peor Hombre del Mundo ¿De dónde surge la idea?

  • De mis relaciones de pareja. Todo lo que van a ver es mi vida en los últimos 10 años, con ficciones mejorando o empeorando las historias.

¿Por qué decidiste abordarla desde el género de la comedia?

  • Porque sentía que el público venezolano quería cosas más ligeras que lo sacaran un poco de la fuerte realidad que vivimos.

¿Cuales fueron sus influencias a la hora de afrontar esta película?

  • Woody Allen, totalmente. El título de la película nace de una frase que él dice en una entrevista que iba a ser el título de su película Desmontando a Harry. Y yo siempre me sentía así con mis ex parejas, entonces el juicio genérico y lo tropical del título me hizo clic y lo enlace a la escaleta de una historia que hice en mi época de estudiante hacía 2 años atras.

¿Alguna vez se sintió El Peor Hombre del Mundo?

  • Siempre. Mi ex novias fueron muy fuertes conmigo, pero me forjaron el carácter. De cierta forma está película es un limar asperezas con ellas.

¿Cuáles fueron los principales desafíos que se le plantearon al filmar El Peor Hombre del Mundo?

  • El dinero. Siempre es el dinero, afrontar de forma independiente y privada siempre es un gran reto y más en Venezuela. Tuve dos buenos socios en ese sentido: Elaiza Gil, quien ejecutó cabalmente el presupuesto conseguido y Alfredo Rodríguez Gallad, quien creyó en el proyecto y fue el inversionista de la película.

¿Ya tenía en mente quiénes iban a ser los actores que dieran vida a sus personajes o fue por casting?

  • Fue por casting. Pero no teníamos a los 2 personajes principales al inicio. Alexander Da Silva,  hizo un gran casting pero no estaba en el perfil del personaje. Le dimos un papel pequeño y él después de leer el guión pidió reunirse con nosotros. Habían pasado semanas del casting y cuando entro a la reunión estaba cambiado y luego nos dijo todas las razones por las que él debía hacer el papel. Nos convenció y el trabajo con él fue excelente. Es un actor disciplinado y quería al personaje, había momentos que hacía gestos similares a los míos y yo me sorprendía (risas). Y después Ignacio Huang. Yo escribí un personaje para un hombre asiático, que hablara español con acento argentino, pensando en él como un sueño, una referencia. Era el actor que había protagonizado con Darín la ganadora del Goya Un cuento chino. El casting aquí fue un desastre, los asiáticos que fueron a castear les costaba hablar español, imagínate con acento argentino. Entonces, en un último esfuerzo, busqué a Ignacio por Facebook y lo conseguí, me presenté y  le pedí el mail para pasarle el guión y respondió al rato. Le pasé el mail lo leyó esa noche y al día siguiente nos dejó un mail donde decía que encantado haría el papel. Él le dio un valor agregado a mi película y fue un sueño hecho realidad trabajar con él.

¿Cuál fue la escena que más disfrutaste rodando? ¿Y la que más te costó?

  • La que más disfruté fue la última, que también es la última de la película. Salir de las presiones del rodaje es liberador. Y la que más me costó fue también la última. Pasó de todo ese día. Entre que no llegaba un equipo para la última toma, hasta que un perro se atravesara en otra toma, el equipo parecía estar ansioso por lo cerca del final y todo se complicaba. Ahora lo recuerdo y me río con cariño. Son las vivencias que le quedan a uno.  

La película obtuvo el premio Estereo Awards 2017. ¿A qué se debe ese éxito?

  • Es un premio de popularidad. Allí participaban grandes películas como Desde allá, Tamara o CAP 2 Intentos. Pero, la mía tenía el doble de espectadores que todas, eso nos daba una ventaja. El público le gustó nuestra propuesta para mi sorpresa. Y nosotros agradecidos de obtenerlo.

¿Qué cree que le falta al cine venezolano para estar a la altura de cines como el argentino, u/o otros países latinoamericanos?

  • Dejar de pensar en el autor y pensar en la industria que no tenemos. El que es autor va a sobrevivir de todas formas. Pero, sin industria no puede sostenerse el negocio.

El Peor Hombre del Mundo forma parte de la tercera edición de Cinema Venezuela en la ciudad de Miami, ¿cuál es su opinión de un evento de esta envergadura, organizado, además, por productores venezolanos?

  • Es un evento necesario. Agradecido de la selección,  un esfuerzo loable que debe seguir en el tiempo. Es una ventana para lo que hacemos desde acá.

Cinema Venezuela es una muestra itinerante que reúne las películas más exitosas de la historia reciente del cine venezolano, para ediciones futuras ¿qué elementos cree usted que deberían integrar sus productores al festival?

  • Quizá una sección competitiva. Pero eso los transformaría en un festival. Queda del interés y el alcance. Yo los apoyo en lo que hagan.

¿Algún proyecto a la vista del que puedas hablar?

  • Sí. Estamos a menos de 3 meses de arrancar mi próxima película de ficción, que es un thriller policial, para estrenarme en otro género. El guión se llama Sin Credo y nace de una idea original de una amiga que se llama María Laura Marín quien me invitó a ayudarla a escribir el guión. Esta película fue inspirada después de leer Crear o morir de Andrés Oppenheimer. Busca ser nuestro grano de arena para lo que pensamos puede ayudar a nuestro país en estos momentos. Y también acabo de grabar la primera parte de un documental que aborda la proyección internacional del cine venezolano.

Siempre existe alguien que nos inspira, que nos empuja a recorrer un trecho. ¿A quién o quiénes admiras en tu profesión y por qué?

  • Woody Allen, porque tiene más de 50 películas y hace una al año. Es genial su proceso. Y en Venezuela al maestro Chalbaud, es el único director que conozco que ha estrenado comercialmente 3 películas en 10 meses. Ni Steven Spielberg que está en la industria lo ha hecho. Además, es el venezolano con más películas estrenadas, 22 hasta la fecha.

¿Qué podría aportar una organización como VenMundo para apoyar el cine venezolano fuera del país?

  • Es interesante esta pregunta. Yo pienso que depende de su visión y su alcance económico pueden desde promocionar hasta financiar cine en Venezuela. En este momento, se están haciendo películas con 13 mil dólares en el país.

El Peor Hombre del Mundo es una de las películas seleccionadas para la muestra de la tercera edición de Cinema Venezuela a realizarse en Miami de 09 al 12 de noviembre. Se proyectará en el Koubeck Center el domingo 12 a las 09:00 pm (hora local), las entradas las puedes adquirir en  http://www.cinemavenezuela.org/.

Si quieres conocer más sobre esta película y el trabajo del director, síguelos en sus redes sociales: @edgarrocca31 y @elpeorhombredelmundo en Instagram y  @peorhombrefilm en Twitter.


*Luisana La Cruz, periodista egresada de la Universidad Católica Andrés Bello, mención publicación, presidenta y fundadora de la organización Venezolanos en el Mundo, @VenMundo; una de las creadoras del #DíaMundialDeLaArepa que se celebra todos los segundos sábados del mes de septiembre, activa con el programa social #DonaUnaArepa que lleva alimentos a las familias venezolanas en pobreza extrema en instituciones como Iglesias, Ancianatos, Casas Hogares y Comedores; síguela en Twitter: @luisacarola y en Instagram: @luisacarola84. 

Comentarios

Haz tu comentario en Facebook

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*