Ivonne Vela: el arte es una herramienta para impulsar el desarrollo y el cambio social

Por Luisana La Cruz / @luisacarola *

Considera que el teatro es una herramienta de desarrollo y que el arte y el emprendimiento cultural tienen un rol fundamental para impulsar el cambio social, en eso se ha inspirado Ivonne Vela desde los 18 años cuando comenzó su carrera profesional en las tablas, luego incorporada al periodismo y la producción, sus otras grandes pasiones.

Ivonne Vela es actriz, periodista y productora venezolana radicada hoy en Miami, producto de la persecución feroz del gobierno contra quienes buscan generar a través de sus acciones un cambio hacia una Venezuela libre y próspera. Comenzó su carrera actoral en el teatro, donde trabajó con importantes grupos como: Tumbarrancho, Grupo Teatral Emergente, el Centro de Directores para el Nuevo Teatro, bajo la dirección del maestro Daniel Uribe y Teatro Dramma con la directora Elia Schneider.

No se quedó allí, por lo que combinó su pasión por la actuación, las artes y la producción creando su propia compañía, ComunicArte, desde la cual creó y auspició numerosas producciones teatrales, siendo la más destacada La Hija de Todos, donde además fue la protagonista, papel que ha marcado su trabajo artístico. Asimismo, tuvo una importante participación en la televisión con las novelas Dulce y Amargo y Eva La Trailera.

Ivonne es, además, la Editora en Jefe de la estación W Radio en Miami, transmitida en la frecuencia de Caracol Radio 1260 AM, es colaboradora de Caracol TV, desde donde ha podido conectarse con la crema del mundo de las artes; tuvo la oportunidad de conversar con figuras como Samuel Jackson -la  ganadora del Oscar- Brie Larson o el director David Yates.

Es activista de los Derechos Humanos, galardonada con el Global Shaper del Foro Económico Mundial en reconocimiento a su papel en las artes y en obras filantrópicas. También tuvo la oportunidad de viajar a China para participar en el Annual Meeting of the New Champions y presentar una conferencia sobre el rol del arte y el emprendimiento cultural para impulsar el cambio social, evento que sirvió de inspiración para crear su Fundación ComunicArte, cuyo objetivo es ayudar a los niños de Venezuela a superar los obstáculos mediante las artes.

La joven actriz ganó fama por su papel en la película venezolana Amor Cuesta Arriba, rol en el cual se destacó no sólo por su interpretación de Victoria, sino por sus habilidades con el Pole Dance, una disciplina que practica hasta la fecha.

Sobre esta película conversaremos en esta entrevista, en el marco de la tercera edición de Cinema Venezuela.

Victoria

¿Hace cuánto vives fuera de Venezuela?

  • Vivo fuera de Venezuela desde hace 4 años. Me fuí primero a Europa a estudiar, estuve en Francia para estudiar francés y actuación. Pero, en mayo de 2014 tuve que irme de Europa a los Estados Unidos sin poder regresar a Venezuela desde entonces. Me desperté un día dándome cuenta que había sido víctima de persecución política. Yo, junto con otros jóvenes venezolanos muy talentosos, habíamos sido incluídos en una nueva lista de Diosdado Cabello.

¿Diosdado Cabello?

  • Sí, justamente por ser de Global Shaper del Foro Económico Mundial. Nosotros habíamos sido las personas responsables de la campaña SOS Venezuela, cuando comenzaron nuevamente las protestas  en la calle, en febrero de 2014 e hicimos un gran trabajo de crear conocimiento y conciencia de lo que estaba sucediendo en Venezuela, pero con una plataforma de jóvenes que son los Global Shaper, usando esa red  y la influencia que cada uno de nosotros teníamos en cada una de nuestras áreas decidimos alzar la voz y de alguna manera ser un grupo que denunció las violaciones de los derechos humanos en Venezuela. Eso se pagó muy fuerte, porque nosotros fuimos acusados por Diosdado Cabello y funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro como traición, terrorismo y de planificar un golpe de Estado en contra del gobierno.

Decidiste partir a Estados Unidos, ¿cuál fue el momento más difícil de toda la transición?

  • Ante esa noticia yo diría que ese fue el momento más difícil de la transición, yo me desperté un día en Europa con la noticia de que no podía regresar a mi país. Tampoco me podía quedar en Europa porque tenía una residencia temporal , las limitaciones para acceder a un asilo político en Europa eran bastante difíciles y me vine a los Estados Unidos , algo que no había planificado en mi vida en ese momento, pero acá es el país donde me siento más segura. Lo más difícil está entre tomar la decisión, que no fue nada fácil,  a empezar de cero y venir a un país donde tú no tienes planificado venir, donde llegas básicamente lleno de dudas, de miedos, deudas,  preocupaciones, de incertidumbres, básicamente es como si te lanzaran de un avión. Es algo totalmente diferente cuando tú emigras planificado, porque cuando emigras planificado conoces primero el lugar, estudias, hablas con gente, vendes tus cosas, ahorras dinero, todas las cosas que se hacen cuando uno se va, pero yo no tuve oportunidad de hacer nada de eso. Yo me vine desde Europa con el que era mi novio, que ahora es mi esposo, y aquí empezamos de cero. Ese fue el momento más difícil, lidiar con una depresión muy fuerte, con un trauma que tenía y que todavía sufro un poco. Ante esa incertidumbre y situación, levantarse todas las mañanas salir a trabajar y dar lo mejor de ti.

¿Qué te hizo desear ser actriz?

  • Desde siempre y no es un cliché, de verdad desde que yo era niña quise ser actriz. Me apasionaba el arte, el teatro, el baile, el canto, siempre formé parte de los grupos de teatro y de canto de mi escuela. Sin embargo, hasta los 18 años que pude hacer ese sueño realidad, pues antes de eso mis padres no me dejaban. Decían: que este medio estaba muy dañado, muy corrompido y que no era un medio adecuado para que un niño creciera. En parte tenían razón por las cosas que estamos viendo hoy en día que se han destapado. A los 18 decidí pagar mis estudios de actuación y desde ese momento no paré. En un punto, me gradué de periodista en la Universidad y comencé a trabajar en empresas transnacionales. Pero, el teatro, especialmente, coqueteaba conmigo y me hacía volver a él. Formalmente, me entregué al mundo actoral a los 25 años y hoy tengo 33.

¿Qué papeles son los que más te han marcado como actriz?

  • Han sido muchos, cada rol que tú interpretas en las tablas o frente a una cámara te tiene que cambiar, si no, no vale la pena. Si el personaje que estás viviendo, si la historia que estás interpretando no te cambia, no te modifica para ser mejor no vale la pena ni para tí ni para el público, el arte tiene ese propósito. Pero, si tengo que escoger uno, yo diría: el que fue mi debut, La Hija de Todos.

La Hija de Todos

¿Háblanos de La Hija de Todos?

  • Este personaje es de una strippers que de alguna manera por una vida marcada por la violencia doméstica y por la violencia de género termina cayendo en prostitución muy joven. Este personaje lo hice siendo muy joven también, me cambió la vida. Yo aprendí a entender y conocer un submundo del cual no tenía idea que existía, yo había crecido en un hogar y en un entorno muy sano, en una familia cristiana con valores muy sólidos y de pronto me encuentro en un submundo tan diferente, tan difícil. Me cambió como persona, evidentemente, abordé un personaje que tenía mucho dolor, muchos traumas, mucha rabia, muchas cosas negativas, pero la abordé desde la compasión. Te haces más humilde y te hace ver la realidad y apreciar ciertas cosas. Yo ya estaba vinculada  a una casa hogar de niñas en situación de riesgo y de alguna manera pude entender la propia historia de La Hija de Todos. Esas niñas de la casa hogar, muchas habían sufrido historias similares y pudimos crear una especie de empatía con ellas. De hecho, los 4 años que la obra se presentó en sus diferentes temporadas se hizo a beneficio de estas niñas y de esta Casa Hogar, porque de alguna manera reivindicaba el sufrimiento que ellas habían pasado. La Hija de Todos, que en su momento fue dirigida por Antonio Cuevas y más adelante por Greymar Hernández y Francy Pérez, producida por mí en todas sus temporadas, yo creo que ha sido para mí el personaje que más me ha marcado.

¿Qué fue lo que le motivó para interpretar a Victoria en Amor Cuesta Arriba?

  • A mí,  Victoria me encantó. Primero, porque era el primer personaje de cine que yo iba a hacer. Antes de conocer la historia yo estaba enamorada de la idea de poder hacer cine, yo había hecho teatro ya como por 6 años y quería dar ese paso de hacer cine, que siempre me había apasionado. De Victoria también me llamó la atención, que era una chica que tenía que llevar como una doble vida, que rompía con los estereotipos desde el punto de vista interno. Ella era la propia mujer venezolana que le encanta estar arreglada, muy coqueta, que siempre está como aparentando que es la más bella, sabes, mujer venezolana que se respete sale arreglada de su casa (se ríe), así es Victoria. Sin embargo, cuando la conocías te dabas cuenta que tenía un corazón muy noble, que era una chica incondicional con sus amigas, que en el fondo creía en el amor de verdad, esas cosas me engancharon automáticamente, porque en parte soy así. Soy bastante coqueta, pues muy mona como dicen en otros países, que me gusta cierta atención, salir bonita, pero a la vez soy una persona que tiene unos valores muy firmes y sólidos, creo en el amor incondicionalmente, creo en la nobleza de las personas y creo en el bien. Creo que Victoria tiene todos esos elementos.

Su personaje es de una exótica bailarina. ¿Cómo le fue con el Pole Dance?

  • El Pole Dance llegó a mi vida gracias a La Hija de Todos. Yo, cuando descubrí este personaje decido cómo retomar mi vida actoral y entró a participar en el Festival Teatral de Actores (Festea) con Maigualida Gamero, me preparó con este monólogo de La Hija de Todos. En conversación con Antonio Cuevas, yo quiero darle veracidad a este personaje y si este personaje es una strippers, este personaje hace Pole Dance. Coincide la obra, eso fue en el año 2011, con que en Venezuela acababan de abrir la primera escuela de Pole Dance de todo el país, Joy Pole Dance en Plaza Las Américas en el Cafetal, como yo estaba produciendo la obra pues yo dije me voy a tocar puertas allá, a pedir patrocinio.

¿Se lo dieron?

  • Me reuní con la dueña, le presento el proyecto, me dice que le encanta y que cuente con su escuela. En ese momento, me empiezo a preparar como Pole Dancers para La Hija de Todos. Fue un reto impresionante, porque lo tuve que aprender en un mes, veía clases tres veces a la semana, además de un entrenamiento paralelo para poder desarrollar la flexibilidad y la resistencia en tiempo record. Además, visité bares, donde esas mujeres bailan, como para entender la dinámica de cómo es  y cómo usan la sensualidad con su cuerpo, cómo hablan a través de sus movimientos. Al final terminé enamorada del Pole Dance, seguí praticándolo, me convertí en maestra de Pole Dance, dí clases como por un año y participé en el Miss Pole Dance Venezuela, competencia nacional de esta disciplina. Por La Hija de Todos, La Villa del Cine pone su radar en mí, yo soy la primera actriz que incorporó el Pole Dance en el teatro y de alguna manera fue una novedad. Entonces, el director de casting me indicó que tenía un personaje para mí en una película, de una bailarina exótica y hace Pole Dance, eso que tú haces (risas). A partir de ahí hice mi casting, audicioné para la película y quedé, fue una cosa muy divertida.

Victoria

¿Nos podrías contar alguna anécdota del rodaje de Amor Cuesta Arriba?

  • Sí. La primera, en la película, Victoria, que la interpreto yo, es la mejor amiga de Daniela, que la interpreta Vera Linares. En la película Victoria le enseña a Vera el Pole Dance y a manejar este arte exótico del baile, porque Vera en la película no es bailarina y resulta que en la vida real las dos actrices vivimos lo mismo. Yo como Ivonne le enseñé a Vera como bailar Pole Dance, en los ensayos de la película, es un proceso muy rico  porque de alguna manera las dos construimos una amistad que luego se ve en la película. La otra anécdota muy divertida, mi personaje en un momento se cae y se lesiona una pierna por eso no puede bailar y termina bailando Daniela y resulta que Ivonne, la actriz, se cayó y se lesionó una pierna en pleno ensayo y en pleno rodaje. Yo nunca me caigo cuando bailo (risas) y de pronto de la nada me he caído y aterricé con la rodilla izquierda, se me inflamó como una papa, terminé en la emergencia con la pierna totalmente enyesada. De hecho, hay una escena en la película donde aparezco con la pierna lesionada, jamás te imaginas que vas a vivir lo que el personaje está viviendo.

¿Cuál fue la parte más difícil del rodaje?

  • Yo diría que prácticamente nada. Amor Cuesta Arriba ha sido una de las pocas películas venezolanas que ha llevado un cronograma perfecto, fue una película que cumplió su calendario de grabación, su plan de rodaje, hubo mucho respeto siempre hacía los actores; yo en ese momento estaba bajo un ayuno espiritual, estaba solamente consumiendo vegetales y La Villa del Cine desde el primer día que tuvo conocimiento me hacía un menú especial; cuando filmamos en lugares un poquito difíciles, la seguridad siempre estuvo presente. Yo no me puedo quejar, La Villa del Cine hizo perfecta la producción de esta película.

¿Cómo valoras tu participación en este film?

  • Waoo, eso es una pregunta difícil (risas). Yo creo que tanto como actriz como el personaje de Victoria, tuvimos una participación muy especial e importante. Victoria, en este caso, es el personaje que le dice a Daniela que tiene un hombre bueno y que le dé una oportunidad, eso es lo que permite de alguna manera a Daniela se dé una oportunidad con Pablo.

Háblanos un poco de las locaciones de la película

  • El plan del director y de la Villa del Cine era mostrar esa imagen de Caracas que a lo mejor no vemos en el día a día, mostrar muchas locaciones del oeste, de nuestros barrios, comunidades hermosas y una locación bastante particular y diferente, varias escenas de la película las grabamos en un puticlub que está en Sabana Grande, te imaginarás todo lo que vimos cuando llegamos allí para toda la preparación antes de grabar.

Amor Cuesta Arriba

¿Cómo surge tu vocación por el teatro y cómo comienza tu actividad teatral?

  • A los 18 años comencé a estudiar actuación. Yo estudiaba en la Universidad Central de Venezuela, cuando salí de clases veo un afiche que decía curso de actuación para personas que están empezando y lo estaba dando Antonio Cuevas. El curso era ahí en la Casa del Artista, allí comienza mi actividad teatral. La primera obra que hice fue La Hija de Todos, que en ese momento era un ejercicio teatral. Antes en el bachillerato había hecho algunas cosas, pero fue a partir de este curso que comencé a trabajar en varios grupos. He trabajando con Grupo Teatral Emergente, Tumbarracho Teatro, el Centro de Directores para Nuevo Teatro y con mi propia productora.

¿Háblanos de ComunicArte?

  • ComunicArte producciones nace de la necesidad de combinar las artes con mi parte corporativa, tenía las herramientas para saber producir. Yo quería poner en un solo lugar todo ese cúmulo de pasiones y experiencias y nace ComunicArte. Entonces, esta es una agencia de comunicaciones integradas, donde yo pude trabajar por mi cuenta, tener clientes, poder manejar mi horario y a la vez tener todas las herramientas para seguir desarrollandome como actriz. Más tarde, nació la Fundación ComunicArte, con la necesidad de dar a otros.

¿Cómo te fue con Dulce Amargo y Eva La Trailera?

  • Dulce y Amargo fue en Venezuela con Televen, fue una cosa increíble. Yo hago mi casting, me va bien, me llaman para un callback, me va bien y quedé para el personaje. Comienzo a grabar, me entregan mi libreto, trabajo en mis ensayos y resulta que me llaman en ese momento del Foro Económico Mundial para participar en el Annual Meeting of the New Champions en China como panelista,  cuando avisó a Televen estaba en pleno rodaje, me dijeron: no te preocupes, vete, esta es una oportunidad increíble y cuando regreses seguimos. Así lo hicieron, me esperaron, no solo eso sino que a mi personaje le habían agregado un montón de escenas y fue una experiencia increíble.  Luego, hice otra novela en Venezuela en Enlace TV, mi papel era el protagónico y fue una experiencia fantástica. Eva La Trailera ya fue acá en Estados Unidos en Telemundo, fue una experiencia muy agradable, el director quedó muy contento, fueron poquitas escenas y es algo que puedo desarrollar mucho más. En Telemundo acá no ha sido tan sencillo entrar y ser un talento estable, pero estoy segura que en cualquier momento se abrirán más oportunidades.

Actriz, periodista y productora, ¿cómo combinas todos los elementos?

  • Es un balance que está constantemente en juego, no te puedo hablar de porcentajes de cada una pues los tres ocupan enteramente mi atención. Por supuesto, que en este momento el periodismo es algo que ha ocupado bastante mi tiempo, porque además es una parte de mi carrera que yo no había descubierto sino hasta hace unos 4 o 5 años, es algo nuevo y no sabía que me apasionaba tanto, como periodista de la  W Radio es increíble, he podido cubrir los premios Oscar, he podido entrevistar a importantes actores, directores, es decir, que de alguna manera el periodismo me ha permitido cumplir con parte de mis sueños, de estar frente a esas grandes figuras y personalidades y poder aprender de ellos, preguntarles no solo las cosas que le importan a la audiencia sino que también me importan a mí. La actuación y la producción siempre han formado parte de mi vida, yo creo que soy un tipo de persona que no espera que las cosas le lleguen, yo hago que sucedan, con la mano de Dios. Yo no espero sentada, yo me levanto y hago que sucedan.

Con el director de cine y productor Stanley Isaacs en Los Ángeles

En las obras de teatro y espectáculos, se provocan en muchas ocasiones anécdotas curiosas. ¿Nos cuentas algunas?

  • Cuando me lesioné, no solamente estaba grabando Amor Cuesta Arriba, sino que estaba haciendo la tercera temporada de La Hija de Todos en el Teatro Premium de Los Naranjos. Esta obra tenía tres tubos de Pole Dance en el escenario, ensayamos por 6 meses, eramos 5 actores en escena, dos directores, una productora, no podíamos parar la obra porque yo me había lesionado, yo era la protagonista de la historia. Como yo me sentía mejor, le pregunté al médico, le conté: estoy grabando y estoy presentando una obra de teatro, ¿yo puedo bailar así? El doctor me dice, lo mejor que puedes hacer es movilizar la pierna porque no tienes fractura ni nada, simplemente es una lesión y el liquido se te va reabsorber, pero deberías tomar reposo. Le dije: doctor ¿de aquí al miércoles me sirve el reposo?, yo tenía función el jueves, se rió y me dijo: creo que no vale la pena ni siquiera responderte. Me monté en mi Hija de Todos con mi pierna lesionada hacer Pole Dancing y hay un momento en la historia donde ella se afecta mucho, se desgarra, un momento muy humano e íntimo en la historia y ella se agarra la pierna, porque en teoría se lanza del tubo. Yo me agarré la pierna, pero del dolor que sentía y que no aguantaba y pegué un grito como parte del personaje, pero también mío del dolor que tenía en la rodilla y al final (se ríe) de la obra yo me quito las botas, las vendas, todo, me quedo descalza y cuando veo se nota en la rodilla el morado que tenía en parte de la pierna y yo escuchó que el público hace un grito de sorpresa, me daba risa porque en las redes sociales me escribían: Ivonne ¿eso que tú tenías en la pierna era maquillaje o era de verdad un golpe? Yo me reía y pensaba waoo lo que es incorporar cada cosa de tu vida a lo que están haciendo.

Global Shaper y Annual Meeting of the New Champions, ¿cómo puede el arte impulsar el cambio social?

  • En el año 2011, recibo una nominación como Global Shaper del Foro Económico Mundial, esto era un grupo de jóvenes entre los 20 y 30 años con gran influencia en su entorno, en mi caso era las artes y el desarrollo social. Para ese entonces, ya tenía entre 10 a 12 años como voluntaria en una casa hogar y hacía muchas cosas desde el mundo artístico para recaudar fondos. Resulta que la nominación fue aceptada en Ginebra, Suiza, donde está la sede del Foro Económico y recibo mi premio. Este es un grupo muy exclusivo y como todo premio viene cargado de responsabilidades, tocaba en Caracas conocernos como grupo, vincularnos los uno a los otros y trabajar en conjunto por hacer mejoras en nuestro entorno. Este grupo tenía artistas como yo, políticos, médicos, economistas, periodistas y diferentes perfiles, porque cada uno tenía un impacto diferente en su entorno. Allí hicimos muchos proyectos, yo lideré uno que fue un programa de desarrollo artístico para hijos de buhoneros en Guarenas, se llamaba Mi Yo Creador.

¿Y el Annual Meeting of the New Champions?

  • Al año siguiente recibo la invitación del Foro Económico Mundial para participar como panelista en el  Annual Meeting of the New Champions donde pude exponer ante la crema de la crema de las artes, cómo en Venezuela el teatro y el arte en general podrían ayudar a combatir la violencia y la pobreza, fue el preludio o antesala de lo que luego se transformó y se solidifica como fundación ComunicArte, que yo todavía presido, donde hemos hecho programas de desarrollo artístico y social en comunidades vulnerables, usando el teatro como herramienta para el cambio. Hemos logrado a través de nuestros talleres medir un antes y un después en los cambios de estos niños, desarrollan valores, capacidades cognitivas y emocionales.

¿Háblanos de Pan de Vida?

  • Es el más reciente proyecto, tomando en cuenta que no somos una agencia ni una fundación de alimentación de niños, sino de desarrollo social a través del arte, no podemos ser ajenos a la crisis que se vive en Venezuela y sabemos que un niño que no come, no tiene la capacidad para recibir sus clases o una instrucción, todo comienza por allí. Nos aliamos con la Fundación La Casa de Ana y muchos otros aliados como el Cuerpo de Bomberos de la UCV, Casa Venezuela Orlando y desarrollamos este proyecto Pan de Vida, donde ya tenemos dos comedores abiertos que están alimentando a unos 300 niños diariamente. Pero, también estamos haciendo programas y obras de teatro para recaudar fondos a beneficio de Pan de Vida. El teatro se vuelve a convertir en una herramienta de desarrollo. Seguimos buscando aliados para más donaciones para que estos niños coman y se formen.  

Siempre existe alguien que nos inspira, que nos empuja a recorrer un trecho. ¿A quién o quiénes admiras en tu profesión y por qué?

  • Admiro a mucha gente. Pero una de las personas que ha tenido mucha influencia en mí vida es mi maestra Adriana Barraza, la actriz mexicana que estuvo nominada a los premios Oscar por Babel. Ella se ha convertido en mi mentora junto a todos los maestros que conforman la escuela de Adriana Barraza y me ha permitido no solo recobrar esa confianza en mí misma, sino que me permitió tener una plataforma acá en los Estados Unidos. También admiro a este grupo de mujeres que ahora están levantando su voz, están de alguna manera tomando su rol en las artes en Venezuela, en Estados Unidos, en España y otros países, todas las que se están dando una oportunidad con que el arte sea una herramienta de transformación.

Amor Cuesta Arriba  forma parte de la tercera edición de Cinema Venezuela en la ciudad de Miami, ¿cuál es su opinión de un evento de esta envergadura, organizado, además, por productores venezolanos?

  • Es una gran noticia para los latinos y la comunidad venezolana el poder disfrutar de este festival. Estoy muy orgullosa de representar a mi país con esta película que no sólo los hará reír sino reflexionar sobre temas presentes en nuestra sociedad.


Cinema Venezuela es una muestra itinerante que reúne las películas más exitosas de la historia reciente del cine venezolano, para ediciones futuras ¿qué elementos cree usted que deberían integrar sus productores al evento?

  • Un componente de desarrollo social, justo se lo estaba comentando a Indira recientemente. Creo que es algo que puede ser una plataforma no solamente para elevar el conocimiento del cine venezolano en el exterior, algo que parece fantástico, sino también ser una mano, una ayuda para la crisis particular que estamos viviendo hoy día.

¿Algún proyecto a la vista del que puedas hablar?

  • Sí. Actualmente estoy trabajando en una hermosa e inspiradora película, Sons of Men, con el productor y director Stanley Isaacs de 100% Entertainment, quien se encuentra en Los Ángeles. Stanley conoció este proyecto cuando él y su esposa vieron un cortometraje, El Primer Día, en el Festival Internacional de Cine de Miami. Quedaron tan conmovidos por el concepto, que Stanley optó por el corto y ha trabajado con los jóvenes cineastas de Miami para convertirlo en un largometraje. La película es una historia dramática que toca temas sobre la familia, el honor y el destino … y cómo la creencia de un hombre en Dios le da el coraje para superar la adversidad. Nuestro plan es rodar el film en el área de Miami Dade, utilizando talento hispano local, así que en cierto sentido, este proyecto estaría regresando a casa. Además de trabajar como productora asociada, interpretaré el rol de Andrea en el filme. Sons of Men es un proyecto que actualmente está en busca de inversionistas y que no sólo impulsará la economía de Miami, sino que también mostrará muchos talentos creativos que merecen reconocimiento, además de brillar un foco en la belleza y el alma de la comunidad de Miami Dade. El otro proyecto en desarrollo es con mi productora Pavillion Productions. La conformamos acá en los Estados Unidos un grupo de 6 actrices, entre las cuales hay también escritoras, productoras y músicos. Estas 6 mujeres dan honra a las mujeres del cine y acabamos de terminar nuestro primer guión para un largometraje. Se llama MADNESS. Está en fase de desarrollo. Es una historia de mujeres, que toca un tema importante socialmente, que es el tema de las enfermedades mentales, sobre todo acá en los Estados Unidos. También estamos produciendo una nueva temporada de teatro para 2018 en el Adriana Barraza BLACK BOX.

¿Qué podría aportar una organización como VenMundo para apoyar el talento venezolano que está fuera del país?

  • Es impresionante y es fantástico, el hecho de que VenMundo abra una ventana a los venezolanos que estamos fuera, que a veces perdemos nuestra voz. Yo recuerdo que cuando tuve que huir a los Estados Unidos, tuve que estar 6 meses hasta que introduje mi caso de asilo político, sin decirle a nadie que estaba acá.

Amor Cuesta Arriba es una de las películas seleccionadas para la muestra de la tercera edición de Cinema Venezuela a realizarse en Miami de 09 al 12 de noviembre. Se proyectará en el Koubeck Center el sábado 11 a las 05:00 pm (hora local), las entradas las puedes adquirir en  https://www.eventbrite.com.


*Luisana La Cruz, periodista egresada de la Universidad Católica Andrés Bello, mención publicación, presidenta y fundadora de la organización Venezolanos en el Mundo, @VenMundo; una de las creadoras del #DíaMundialDeLaArepa que se celebra todos los segundos sábados del mes de septiembre, activa con el programa social #DonaUnaArepa que lleva alimentos a las familias venezolanas en pobreza extrema en instituciones como Iglesias, Ancianatos, Casas Hogares y Comedores; síguela en Twitter: @luisacarola y en Instagram: @luisacarola84. 

Comentarios

Haz tu comentario en Facebook

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*