Un millón de amigos

Por Milos Alcalay

El titulo de este articulo pudiera parecer que me refiero a la célebre canción “Quiero tener un millón de amigos” del cantante Brasileño Roberto Carlos. En realidad se trata de resaltar el drama de un millón de venezolanos que se han visto obligados a dejar la Patria ocasionando un nuevo fenómeno: la fuga de cerebros y de talentos.

La revista Newsweek publica datos alarmantes sobre esta diáspora al referir que el millón de venezolanos que viven fuera de nuestras fronteras, esta constituidos por profesionales médicos, ingenieros petroleros, científicos, abogados, empresarios, obreros calificados. Casi todas las familias venezolanas han conocido en la última década la partida de sus seres queridos hacia otros destinos, en especial los jóvenes.

El Gobierno “Bolivariano” desprecia el conocimiento de reconocidos profesionales por el solo hecho de no ser “chavistas”, prefiriendo designar a militantes y militares incondicionales identificados con el “proceso revolucionario”, muchas veces sin la preparación requerida.

Los “escuálidos” son despedidos de sus cargos, o no encuentran posibilidades de ascenso en la administración pública; o son criminalizados por jueces ideologizados; expropiadas sus empresas o haciendas; eliminados por representar sindicatos contestatarios; cerradas sus estaciones de televisión, radio y prensa independientes; congeladas sus becas en centros universitarios. Como si ello fuera poco, están sometidos a los insultos permanentes en una campaña de odios y de confrontaciones estimulados desde el Poder. 

El fenómeno de la diáspora es tratado por otros países con el establecimiento de instituciones dedicadas a atraer a aquellos nacionales que buscaron nuevos destinos o facilitar su “status” en el exterior. Pero en la República Bolivariana el hostigamiento se agudiza al fomentar la salida de los “escuálidos” para que se vayan del país, igual que hicieron en Cuba. Una vez fuera, muchos Consulados y Embajadas reproducen en el exterior la misma dialéctica de odios que existe en el país.

Es muy importante que la oposición promueva para el año 2012 la participación masiva de ese millón de ciudadanos por la democracia. En las elecciones pasadas representaron el 86% de votos contra Chávez. Pero el CNE se niega a publicar los resultados y las Embajadas obstaculizan su inscripción en el registro electoral, ya que solo están inscritos 50.000 electores, lo que representa tan solo el 5% de venezolanos en el exterior

El millón de amigos venezolanos representan la nueva realidad de la Venezuela del futuro. Nuestro país que se había caracterizado por tener los brazos abiertos a la inmigración, ahora está llamada a trabajar para abrirle los brazos a los Venezolanos  y preparar los caminos para “ La Vuelta a la Patria ” cuando salgamos de la actual pesadilla.

Las muestras de las acciones de los venezolanos de la diáspora de organizarse para votar en las próximas elecciones, representa una contribución extraordinaria para lograr la democratización del país.

Por ello es tan estimulante ver un blog como el que VENMUNDO ofrece como un canal de dialogo para elevar el debate participativo. Juntos, lograremos el retorno a la Democracia.

Milos Alcalay, Ex Vice Ministro Rel Exteriores,Ex Embajador en Brasil, Israel, Rumanía.

@milosalcalay

[email protected]

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.