Carlos Cruz Diez: «yo no emigré, fue un proyecto de vida»

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Esperanza Márquez realizó para el diario Tal Cual una entrevista a uno de los máximos representantes del op art (arte óptico) a nivel mundial, Carlos Cruz Diez, que a sus 92 años sigue lucido, brillante y  con un inmenso sentido del humor. Afirmó en esta entrevista que no emigró, simplemente «yo lo que hice fue buscar un sitio donde pudiera desarrollar mis ideas, fue un proyecto de vida, un rediseño de mi vida».

Carlos, tu obra espectacular el piso del Aeropuerto Internacional de Maiquetía se ha convertido en un símbolo de la Venezuela que estamos viviendo ¿Cómo lo sientes?

– Nunca me imaginé que esa obra se iba a volver un símbolo, me conmueve mucho, me pone triste que sea el símbolo de dejar el país, yo espero que esa misma obra sea el símbolo del retorno a la patria, es lo que espero, que sea como el poema de Pérez Bonalde “Vuelta a la Patria”.

¿Qué diferencia hay entre tu ida del país a la de los que se van ahora?

– El otro día me preguntaron cómo me había sentido yo toda mi vida de emigrante y les dije que yo no emigré, yo lo que hice fue buscar un sitio donde pudiera desarrollar mis ideas, fue un proyecto de vida, un rediseño de mi vida.

Me di cuenta que hay ciertos lugares en el planeta por donde no pasan las coordenadas de la historia y entre esos sitios estaba mi país, yo tenía en manos algo importante que podía desarrollar y me fui a un sitio donde pudiera tener una audiencia y mis ideas pudieran divulgarse y hacerse conocer, por eso me fui a París y cuando llegamos a mi esposa Mirtha y a mí nos fascinó la ciudad y sin ponernos de acuerdo al unísono dijimos: este es el lugar, este es el sitio. Lo único que tenía era lo que llevaba en el bolsillo y lo que llevaba en la cabeza.

Más de la entrevista en Tal Cual Digital

Comentarios

Haz tu comentario en Facebook

Powered by Facebook Comments

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*