La emoción de votar el 7-O

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Por María Denisse Fanianos De Capriles

Para las próximas elecciones del 7 de octubre están sucediendo cosas muy emocionantes.  Como se puede ver en la calle, y a través de los medios y de las redes, aquí somos muchos los que estamos caminando y trabajando unidos para poder lograr ese día el mejor de los resultados. Y a pesar de los obstáculos, dificultades y tropiezos que han salido en los últimos meses, y que seguramente seguirán saliendo a medida que se acerca la gran fecha, no perderemos la alegría y la esperanza trabajando para que ese día vayan a votar la mayor cantidad de venezolanos (dentro y fuera del país).

Hace días me sentí muy contenta al leer una entrevista de Notitarde donde un venezolano residente en Miami señalaba que se había dedicado a organizar a varios compatriotas para realizar el largo viaje desde Miami hasta Nueva Orleans, en autobuses, para ejercer su derecho al voto. Él señalaba que se «le eriza la piel por el entusiasmo de la gente que quiere el cambio para su país». Afirmó que desde que anunció el viaje en autobús ha recibido numerosas llamadas telefónicas y correos electrónicos desde diferentes ciudades de la Florida y de otros estados como Carolina del Norte, Carolina del Sur, Atlanta (Georgia), etc., pidiéndole que les reserve un puesto para trasladarlos a Loussiana, el día de las elecciones.

Supimos, por las noticias, que en Miami se creó una organización sin fines de lucro con la web www.aerovotar.com donde crearon una plataforma para recaudar fondos que ayudarán a trasladar a la mayor cantidad de venezolanos a la ciudad de Nueva Orleans el próximo 7 de octubre, bien sea vía aérea, terrestre o acuática.

También es emocionante ver, a través del Twitter, iniciativas como la de @VenMundo (Venezolanos en el Mundo) quienes andan en la búsqueda de venezolanos, en todas partes del mundo, para armar equipos que voten y trabajen por su país para las próximas elecciones.


Es grande la emoción que sentimos cuando vemos cómo se están organizando, con autobuses o charters, para viajar y poder ejercer su derecho al voto ese gran día. De verdad ¡Un millón de gracias a todos esos venezolanos que están fuera y que siguen comprometidos con su país  y con estas próximas elecciones!  ¡Nos dan mucho ánimo a quienes estamos aquí, trabajando sin descanso, para conseguir un nuevo camino en nuestra historia!

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Y es que los venezolanos entendemos que estas no son unas elecciones cualquiera.  No son las típicas elecciones del pasado ¡No!  De estas elecciones dependen no solo el futuro de nuestro país, de nuestra libertad, justicia y paz,  sino que depende ¡la vida! de todos los venezolanos, porque una de las cosas más importantes por las que la gente acudirá a votar en masa ese día será por el grave problema de la delincuencia.  Delincuencia que afecta a TODOS quienes viven aquí (llámense amarillos, azules, rojos, blancos, ni-nis  y por supuesto familiares y amigos de todo venezolano que vive afuera).

A lo mejor será incómodo y costoso tener que arreglar todo para poder votar ese día.  Pero ¿qué es eso para un guerrero venezolano? ¿Qué es eso para alguien que está lleno de ese amor por lo nuestro, de ese amor por los «de uno»? ¿Qué es eso cuando nos toca agradecer (con hechos) todas las cosas buenas que aprendimos aquí, tantas cosas hermosas que hemos recibido de nuestros padres, maestros, familiares, amigos, etc.? ¿Qué es eso para agradecer las oportunidades de estudio o trabajo que aquí tuvimos, y que gracias a estas salimos adelante en otro lugar y pudimos demostrar la grandeza de ser venezolano?

Al sol de hoy, los venezolanos tenemos una gran esperanza porque somos muchos ¡muchísimos! quienes estamos trabajando unidos ¡como nunca en nuestra historia! para lograr que el 7 de octubre vote la mayor cantidad de gente posible; para que todo pueda desarrollarse con plena tranquilidad; para que podamos defender los votos en cada rincón del país y del planeta, y para que se acepten los resultados en sana paz.
¡Así que pa lante mi gente!  Gracias por el ejemplo que están dando y por el que aún nos falta por dar.  Y acuérdense de algo muy importante: tenemos que rezar mucho ¡muchísimo! para que todo se desarrolle en sana paz. Y rezar mucho para que pronto, muy pronto, volvamos a estar unidos TODOS en esta patria amada que nos vio nacer, que tanto nos ha dado y que tanto nos necesita.

mariadenissecapriles@gmail.com

@VzlaEntrelineas

El Universal, 01 de agosto de 2012 

Comentarios

Haz tu comentario en Facebook

Powered by Facebook Comments

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*